Existen en San Rafael cada vez más y mejores productores de aceites de oliva y sus derivados. En estas tierras confluye una excelente combinación de factores climáticos y geográficos que permiten que la producción de diferentes varietales de olivos, como la Arbequina, suave y perfumada, la Arauco, fuerte y colorida, sea excelente y muy prometedor.

Es así que se puede visitar fincas, y cultivos, fábricas de aceite de oliva extra virgen, desde las más pequeñas y rústicas hasta las más preparadas para recibir turistas.