Es un pequeño asentamiento urbano-rural, ubicado a veinticinco kilómetros de la ciudad de San Rafael. En este lugar fue donde se asentaron en los comienzos del siglo XIX, los primeros habitantes de la zona, unos cien hombres, entre militares, ex convictos y un capellán que llegaron a estas tierras a instalar un fuerte de avanzada, como parte de la planificación de la campaña del desierto.

La Villa, puede ser catalogado en su conjunto como “pueblo museo”, ya que enmarcadas por enormes alamedas de añosos árboles, la calles conservan su estructura original, muy pocas se han pavimentado hasta el día de hoy, las casas y construcciones aun conservan parte de su estructura de adobe original, mostrando los típicos ladrillos de barro o adobe que fueron utilizados en el siglo XIX para la construcción de las viviendas. No es raro encontrarse en el camino con lugareños que a caballo todavía recorren el poblado. Los tiempos relajados con los que la gente aun se maneja (Slow Live), el aire puro, el paisaje amable y la calidez con que el visitante es tratado, hacen de este paraje un lugar único para ser visitado en cualquier época del año, ya que cada estación posee su encanto, aunque el otoño tiene un protagonismo particular entre los pueblos y paisajes aledaños, el colorido que logran en conjunto todos los lugares forestados es realmente fantástico e indescriptible.

No debemos dejar de nombrar las festividades que a lo largo del año adornan este poblado, atrayendo en cada edición a miles de visitantes locales y foráneos que se acercan a disfrutar de los espectáculos artísticos, los patios de comidas con platos típicos del lugar y las ferias artesanales que completan estos eventos coloridos y tradicionales, como la Fundación del Fuerte y los Festejos del 25 de mayo con el tradicional Pericón Nacional.
.

Historia de la Villa

La historia de la fundación es bastante sencilla y complicada la vez, pero puede resumirse a la necesidad de la época (principios de siglo XIX) de crear un fuerte de avanzada en cierto sitios estratégicos que permitieran al Virrey Rafael de Sobremonte, poseer una ventaja sobre el aborigen sublevado, que en aquellos momentos atacaba o hacía peligrar los asentamientos criollos y buscar la conectividad con Chile a través de un paso cordillerano apto para el tránsito humano. Una vez creado el Fuerte San Rafael del Diamante en el año 1805 para tales fines nombrados anteriormente, y con el pasar de los años, su población inicial de cien habitantes, fue incrementándose logrando la creación de asentamientos alrededor del Fuerte.

 

Principales puntos de Interés.

Ruinas Fuerte San Rafael del Diamante y predio ha sido declarado Monumento Histórico Nacional.
Capilla Nuestra Señora del Carmen (conserva aún las primeras imágenes y vestiduras de la época)
Museo Histórico Narciso Sosa Morales
Casas Históricas
Cementerio con su ingreso Paseo Alfredo Bufano)